Conocer al estrés

26.10.19 -

Puede que abusemos mucho de la palabra estrés. Que le atribuyamos demasiada importancia en algunos casos, o, por el contrario, en otras circunstancias puede ser que tengamos desconocimiento de muchos síntomas causados por el estrés.

Del modo que sea, te invito a que conozcas el estrés, a que entiendas de dónde viene, a que sepas verlo a un metro de distancia y adquieras herramientas para saber gestionarlo.

El estrés va a estar ahí, enmascarado de exigencia, de deberes diarios, de malabares de horarios y de mucha culpabilidad. Y a su vez, va a causar muchos síntomas.

Me gustaría que lo comprendieras y no ver al estrés como un enemigo si no como un aviso.

Y no todos los avisos son iguales, ni en ti, ni en los diferentes papeles que ejerces cada día, ni en momentos distintos de tu vida.

Antes de ahondar en el tema, déjame mencionarte que:

 

El cuerpo es una unidad física y emocional, sensible y conectada con el exterior

 

Cuando me refiero a

-unidad es que no puede separarse. Las emociones afectan al cuerpo físico y a la inversa, el cuerpo físico a las emociones

-Sensible y conectada. Que somos seres sociales, que reaccionamos internamente a lo que ocurre en el exterior.

 

De ahí, poder entender que mi cuerpo y mi mente van a responder a lo detecta que viene de fuera. Y la respuesta va a depender de:

 

El estado y la memoria de mi cuerpo.

 

Entender de dónde vengo, qué me ha sucedido, cómo he ido reaccionando a los distintos inputs que me han ido ocurriendo, Y cómo me encuentro ahora mismo.

No es lo mismo haber tenido un accidente o un aborto recientemente que una enfermedad digestiva desde “siempre”

Con esto, me refiero a que el desgaste está ahí. La erosión hace mella y si no hacemos nada por reparar, irá a capas más profundas.

Hasta crear un estado crónico de mucha confusión de síntomas. Y parece que la única respuesta a todo parece pasar por los típicos comentarios:

 

“Eso te relajas y se te pasa”

“Estas muy estresada y por eso no te quedas embarazada”

Pues déjame decirte que en momento así, lo último que entiende el cuerpo es sobre relajación. Y por eso, quiero explicarte cómo se llega a ese estado que siento que somatizo todo, que si pierdo el tren o si no respondo a ese mail me estresa a niveles imaginarios

Es un estado que se siente el exterior como una fuente de amenaza y no se llega de un día a otro, si no es a base de estar expuesta a estrés durante tiempo.

 

Te sientes cansada físicamente, pero con la mente en acción sin cesar. Con pensamientos constantes, en bucle.

Es un estado de estrés crónico, alerta constante

 

Siento una hiperreacción a lo que sucede fuera.

Y me vuelvo adicta a ese nivel de respuesta.

¿y por qué esa dependencia a esos niveles de estrés?

 

Porque básicamente siento miedo a:

 

Parar y que todo se desmorone

Conectar conmigo

Ciertos alimentos

Ser atacada por mi entorno (personas en concreto)

No tener sustento

Sentirme atrapada y no poder salir de una situación o emoción en concreto

 

 

Y es por eso que enciendo el modo estrés y bloqueo muchos sistemas de mi cuerpo

En un estado de bloqueo, mi cuerpo empieza a priorizar que cortes hacer (quiere lo mejor para mí) y lo primero que apaga es

El sistema hormonal o endocrino, luego

El sistema reproductor, llegando hasta

La digestión.

 

De ahí, que casi siempre se empiece con una subida de adrenalina y sienta ese nerviosismo e inquietud (mi sistema endocrino está produciendo mucha adrenalina), luego pueda ver desajustes en mi tiroides, o tenga desajustes en mi ciclo menstrual (no tenga regla, o dolores antes o durante la menstruación) y por último que somatice cualquier situación que sienta como un ataque con dolores digestivos o bien con episodios de diarrea.

 

¿Y qué puedo hacer delante de un estrés crónico? 

Para mí es fundamental darte cuenta que estás ahí.

Destaparlo

Admitirlo.

Hacerte responsable.

Y abrir un espacio a que existe otra manera de abordar tu situación actual.

 

Luego es ver qué focos te causan estrés 

Pueden ser una suma de circunstancias, lo sé. Siempre es importante cuál sientes que te causa más desequilibrio.

Podría ser el trabajo, llegues tan cansada a casa, que no tengas de quedar con nadie, comes cualquier cosa. Esto afecte a tu bienestar o vida social.

¿Y eso significa que tengo que dejar de trabajar? Absolutamente No.

Significa que tienes que entender el trabajo desde otra perspectiva para no tener esa hiperreacción. Luego, decidir, desde la calma, otras opciones o cambios que quieras hacer.

 

El estrés para mí influencia directamente en todos mis tratamientos y siempre doy recomendaciones, reflexiones, remedios naturales y lo trato con acupuntura.

Escríbeme si así lo sientes, con cualquier duda que tengas.