Café sin cafeína digestible

17.12.18 -

No me gustaría demonizar el café y decirte que lo dejes de tomar de inmediato. Para nada.

Mi objetivo de hoy es darte un poco de luz y explicarte qué ocurre, según la medicina china, cuando bebemos café en exceso. Y que seas tú la que decidida, si quieres reducirlo o eliminarlo de tu vida. Ayudarte a entender desde otro punto de vista sus efectos en el cuerpo, y que puedas tomar la decisión de probarlo, desde la reflexión e intención.

La medicina china categoriza cada alimento según una naturaleza y temperatura determinada.

En el caso del café dice que:

  • Calienta y fortalece el corazón. (Corazón energéticamente hablando)
  • Su temperatura es caliente.

 

Todo bien hasta aquí, ¿verdad?

 

Cuando tomamos cada día una media de 3-4 cafés provoca un calor interno constante y que el corazón trabaje en exceso. Un calor en exceso, se convierte en fuego.


El fuego seca nuestros líquidos orgánicos como la sangre menstrual, mucosas vaginales, mucosas oculares y digestivas, llegando a provocar, por ejemplo: poca sangre menstrual, malas digestiones, exceso de mucosa vaginal o sequedad en los ojos.

 

Nuestra sangre menstrual es parte de nuestra esencia, la que regula nuestro sistema hormonal y nutre nuestros óvulos y útero. Por eso, en mi consulta, recomiendo rebajar la cantidad diaria de café que se ingiere. Si estás leyendo esto quizás tú, como mis pacientes, quieras regular tu sistema hormonal, tu fertilidad o tu sistema digestivo. Así pues, te animo a que simplemente lo tengas en cuenta y, si quieres, continúes leyendo.

 

En todos herbolarios y tiendas de alimentación ecológica se vende una mezcla de varios cereales tostados que recuerdan al sabor del café, muchas de ellas contienen achicoria, pero los beneficios que aporta la achicoria no son los mismos que cuándo forma parte de una mezcla, por eso, te recomiendo tomarla sola.

La achicoria mueve al hígado y elimina la humedad “anormal” del cuerpo como serían los hongos (como la cándida), un exceso de flujo menstrual o la retención de líquidos. Por eso:

 

La achicoria ayuda a activar la energía en el día que empieza, e ir reduciendo las acumulaciones de agua

 

Y como muchas veces se acompaña el café con leche, hoy te propongo una alternativa a la leche animal. Y en concreto la de semillas de calabaza, para digestiones delicadas, ya que  según la medicina china son indicadas para:

-personas con una digestión lenta,

-heces blandas

-poco apetito

Por eso, para mí, la combinación de la achicoria con la leche de semillas de calabaza es una alternativa muy digestible al café, aunque por supuesto la puedes combinar con la leche vegetal que tú quieras.

 

Así que aquí va la receta:

 

LECHE DE SEMILLAS DE CALABAZA: 

– Dejar remojar 1 taza de semillas de calabaza en agua durante al menos 8 horas. Luego escurrir.

– Después de las 8 horas, poner en una batidora junto con 3 vasos de agua, 2-3 dátiles o 2 cucharas de sirope de arce y un poquito de sal. Le puedes añadir un poco de canela o vainilla. Batir durante al menos 1 minuto.

– Con una media o una bolsa para hacer leches vegetales poner toda la mezcla e ir filtrando en un bol.

– Guardar en un recipiente de cristal y tapado. Dura hasta 3 días en la nevera.

 

CAFÉ DE ACHICORIA: 

– Mezclar la leche vegetal con la achicoria y calentar un poco en el fuego.

Tendrás que revisar la cantidad de achicoria que te gusta a ti. Siempre recomiendo empezar por una cuchara sopera e ir ajustando.

Espero de corazón que lo disfrutes! Escríbeme si tienes alguna duda.